La nueva situación mundial ha conllevado a crear espacios para trabajar en casa. El proyecto tenía la intención de ser una oficina funcional y estética para que los usuarios se sintieran invitados a pasar rato en ella.

Se compone de un volumen anexo a la vivienda y está situado en dirección norte-sur proporcionando luz natural constante

El interior está revestido con materiales naturales, entre ellos, pino curado para el cerramiento, estructura de techo con vigas de cedro real y cielo de caña de castilla; y muebles de cedro real hechos a la medida.

La elevación de la superficie de la vivienda crea un flujo con el jardín (situado a un metro y medio de altura), permite ver la actividad en la oficina de arquitectura ubicada en el semi sótano y proporciona una luz natural constante.

Los materiales están basados en materiales que cubren las fachadas y los frontones de la calle. Estos materiales son ligeros y corresponden a la técnica de la estructura de soporte de madera. El interior está revestido con materiales naturales, contrastando con el rigor de la arquitectura exterior.

Este proyecto, en general, fue diseñado con la intención de integrar el contexto ecológico actual, tanto en lo que respecta a su ubicación, sus materiales y su implementación técnica.

Área: 14 mt2

Año: 2020

Fotografía:
César Correa Oquel